Domingo, 10 Marzo 2019

“La liquidación de vientres ya es un hecho”

“La liquidación de vientres ya es un hecho”

En febrero la participación de hembras en la faena alcanzó 48%. Duras críticas desde un sector de la industria frigorífica a la baja del peso mínimo de faena para las hembras. CICCRA lo consideró “temerario y hasta irresponsable”.

 

Con una faena de hembras de 48 % en febrero, luego de cinco meses de faenas por encima de 45%, la liquidación de vientres ya es un hecho. En este contexto y sin consulta con todos los actores de la cadena, parece temerario y hasta irresponsable que la Secretaría de Agroindustria resuelva bajar el peso de faena de hembras para que algunos, muy pocos, hagan un negocio financiero con la vaquillona cada vez más liviana a expensas del resto de la cadena.

Según una encuesta de la Cámara de engordadores a corral, 75% de los empresarios se opone a liberar o bajar el peso de faena de las hembras.

Con el rumbo de políticas que está adoptando Agroindustria, la pretensión del presidente Macri de que Argentina se convierta en el “supermercado del mundo” se va a dar de bruces con una realidad insoslayable: menos hembras y cada vez más livianas equivalen a menos kilos de carne en el futuro.

Son menos kilos para la industria y los consumidores argentinos y menos kilos de carne para abastecer la demanda exportadora. La hacienda y la carne no se pueden “fabricar” de un día para el otro.

Menos terneros

Según los cálculos de CICCRA, ese faltante será de cerca de 500.000 terneros en el año 2020, cuando se verán los efectos de la política ganadera aplicada ahora por Agroindustria, traducida en freno de la producción y las exportaciones y aumento de precio para los consumidores locales.

Las estimaciones indican que en febrero de 2019 se faenaron 970 mil cabezas de ganado vacuno. El nivel de actividad resultó inferior tanto en comparación con enero de 2019 como con febrero de 2018. En tanto, la participación de las hembras en la faena total volvió a subir, llegando a 48,3% del total, algo que se no observaba desde marzo de 2010 o noviembre de 2009.

La desagregación de la faena de hembras mostró que en febrero de 2019 creció la faena de vacas en una magnitud que más que compensó las disminuciones de las faenas de vaquillonas y terneras. La faena de vacas creció 27,6% anual según las cifras oficiales preliminares, llegando a representar 21,3% de la faena total (+5,4 puntos porcentuales interanuales).

Y cuando se consideran los seis meses comprendidos entre septiembre de 2018 y febrero de 2019, surge el mismo comportamiento general, pero explicado por mayores faenas de vacas y vaquillonas. En este período se faenó un total de 3,06 millones de hembras, es decir 6,3% más que en septiembre ‘17-febrero ‘18. De esta forma, la importancia de las hembras en la faena total pasó de 44% a 47,1% entre los períodos analizados

Evidentemente, la creciente demanda china, así como la persistencia de un elevado costo del dinero, son factores que explican por qué los productores ganaderos deciden vender cantidades crecientes de vacas

Como hace 10 años

En el primer bimestre de 2019 se faenó un total de 2,092 millones de cabezas de hacienda vacuna, es decir 2,5% menos que en enero-febrero de 2018.

La participación de las hembras en el arranque de 2019 llegó a 48,0% del total (+3,2 puntos porcentuales interanuales). Este guarismo sólo es comparable con los registrados en los primeros bimestres de 2008 y de 2009, cuando el sector transitaba la peor fase de liquidación de hembras de las últimas décadas.

La producción de carne vacuna totalizó 220 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h) en febrero de 2019, según las estimaciones (provisoras). En términos interanuales se observó una caída de 4,4% (-10,1 mil tn r/c/h). La baja se explicó por la reducción de la cantidad de cabezas faenadas.

En el primer bimestre de 2019 se produjeron 474 mil tn r/c/h de carne vacuna, es decir 2,5% menos que en igual bimestre de 2018. Al igual que en febrero, en lo que va del año la retracción de la producción se explicó por la disminución del número de animales faenados.

En febrero de 2019 se produjeron 220 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h) de carne vacuna, según nuestras estimaciones provisorias. Suponiendo un volumen exportado de 48 mil tn r/c/h equivalentes (-2,2% mensual), se habrían enviado 171,7 mil tn r/c/h al mercado interno (-33,3 mil tn r/c/h, -16,2% mensual). Al no considerar los stocks existentes en los diferentes eslabones de la cadena de valor, lógicamente esta baja estacional se habría traducido en una caída de igual magnitud del consumo aparente por habitante.

Y en el primer bimestre de 2019 se produjeron 474 mil tn r/c/h de carne vacuna, es decir 2,5% menos que en igual bimestre de 2018 (-12 mil tn r/c/h). Los envíos al resto del mundo habrían ascendido a 97 mil tn r/c/h, ubicándose 43,7% por encima de lo exportado en enero-febrero de 2018 (+29,5 mil tn r/c/h). De esta forma, las entregas al mercado interno habrían totalizado 376,6 mil tn r/c/h en el primer bimestre del año, resultando 9,9% inferiores a las de igual lapso del año anterior (-41,5 mil tn r/c/h).

El consumo per cápita de carne vacuna equivalió a 55,4 kg/año (considerando el promedio móvil de los últimos 12 meses) y resultó 4,5% menor al de febrero de 2018. En tanto, cuando se considera el promedio del primer bimestre de 2019, el consumo aparente per cápita equivalió a 50,8 kg/hab/año y se ubicó 9,9% por debajo del nivel alcanzado en el primer bimestre de 2018.

FUENTE: El Litoral

Compartir en redes sociales